Ukiyo-e, Imágenes del mundo Flotante

Compártelo ahora!

Katsushika Hokusai, La gran ola, 1830

Fascinación en occidente por obras maestras de oriente

Desde que Japón vuelve a abrir sus puertas al mundo occidental en la era Meiji, una de sus expresiones artísticas y culturales ha sido motivo de inspiración de artistas de la época como Claude Monet, Vincent van Gogh, Henri de Toulouse-Lautrec y Gustav Klimt, nos referimos al “Ukiyo-e” conocido también como “Imágenes del mundo flotante”, en la actualidad muchas de las más delicadas obras de Japón en esta técnica, se exponen en museos europeos y obviamente japoneses, y son claramente el reflejo de una nación en una época en la que las manifestaciones artísticas como el teatro, el dibujo y el grabado formaban parte de su cotidianidad y comunicación. (Hokusai, más allá de la gran ola)

https://data.ukiyo-e.org/met/images/DP124270.jpg
Torii Kiyonobu. The Actor Kakimura Kichisaburo as a Dancing Gir, 1705
Creditos: The Francis Lathrop Collection, Purchase, Frederick C. Hewitt Fund, 1911

El ukiyo-e es una de las manifestaciones artísticas desarrolladas desde la era de Edo (1603-1868), estampas que muestran la vida cotidiana de las principales ciudades, los sitios de diversión y entretenimiento, los animales y flores de cada estación del año, lugares famosos, cortesanas y geisha, famosos actores del teatro kabuki, todas ellas elaboradas con una técnica heredada de china llamada xilografía.

http://www.britishmuseum.org/collectionimages/AN00150/AN00150829_001_l.jpg
Utagawa Toyoharu (歌川豊春). Uki-e no kyogen no zu, 1780

La xilografía se conoce como técnica en Japón antes de la era Edo, consiste en sellos tallados finamente en madera de cerezo por su dureza, se utilizan tintas de origen mineral las cuales se extienden sobre los sellos para luego imprimir sobre papel haciendo presión entre las partes.  Era una gran ventaja en esta época porque se podía crear gran cantidad de imágenes con pocas planchas, y sus inicios estuvieron muy estrechos con la religión budista ya que se hacían reproducciones de sutras y deidades budistas, en el siglo XVI esta técnica era utilizada para la impresión de textos y libros, la obra más importante y que aún se conserva es “Ise monogatari” (año 1608 d.c.) que nos muestra las suntuosas diversiones de la nobleza en esa época.

A medida que la población de Edo llevaba una vida más activa, con más comodidades y se construían nuevos escenarios para la diversión, era mayor la necesidad de ilustrar y mostrar lo que se vivía en la cuidad y sus personajes, ya que la popularidad del Teatro kabuki hizo que se hicieran xilografías de sus principales actores llamadas yakusha-e y las admiradas cortesanas y geishas llamadas bijin-ga (cuadro de mujeres hermosas).

http://www.britishmuseum.org/research/collection_online/collection_object_details/collection_image_gallery.aspx?assetId=792990001&objectId=777873&partId=1
Katsukawa Shunko (勝川春好) Actor de Kabuki 1790

Las primeras xilografías comenzaron partiendo de las monocromáticas (solo tinta china negra) llamadas sumizuri-e, y fue Hishikawa Moronobu (?-1664) quien comienza con impresiones en hojas individuales, y cada vez más la gente pedía estas imágenes impresas en colores, luego se fueron haciendo impresiones combinando el rojo bermellón, hasta ir mejorando la técnica e ir agregando más colores a libre elección a la cual se le denominó nishiki-e en el año Meiwa I (1764), de la mano del artista Suzuki Harunobu (1725-1770), que con un trabajo conjunto de dibujantes, grabadores quienes entre la rivalidad de una técnica avanzada y el lujo llegan a publicar hermosas imágenes.

https://data.ukiyo-e.org/mfa/images/sc151649.jpg
Suzuki Harunobu. Lovers Meeting on a Spring Evening, 1767.

El Ukiyo-e también fue un medio publicitario, de enseñanza, e informativo, con elaboración de imágenes que representaban acontecimientos como el fallecimiento de un actor de kabuki, desastres naturales, entre otras para las provincias más recónditas.

Finalizando el periodo Edo vemos artistas como Katsushika Hokusai (1760-1849) y Utagawa Horishige (1797-1858), cuya obra paisajística es la más relevante en la historia del Ukiyo-e con las “36 vistas del monte Fuji” (Fugaku sanjûrokkei) y “Las cien vistas de los famosos lugares de Edo”, quedando cada una unida a sus nombres, y tras la comercialización de artesanías y estas estampas podemos ver como artistas como Vincent Van Gogh hace que sus trazos tomen un poco de esa esencia.

http://2.bp.blogspot.com/-8vKzByR8cjU/U0bNMF3VsQI/AAAAAAAAEII/G4C3YzTpzzg/s1600/Hiroshige.jpg
Utagawa Hirishige. Puente Ôhashi, lluvia repentina cerca de ataque, 1857
https://stat.ameba.jp/user_images/20111228/16/papermoon-light/45/74/j/o0800107011699722837.jpg
Vincent Van Gogh obra: puente bajo lluvia. 1887
Oleo sobre lienzo 73×54 cms. Fundación Vincent Van Gogh, Amsterdan, Holanda.

Comienza la era Meiji y tras un largo tiempo da aislamiento del mundo, Japón comienza un periodo donde el comercio con Europa y la influencia artística japonesa lleva a los artistas de la época a percibir en estos artículos y estampas una sensibilidad ante la naturaleza, el manejo de la línea y el color, lo cual inspira replanteamientos frente a su producción artística.

Actualmente se busca que esta técnica no muera y que las nuevas generaciones aprendan la forma tradicional de hacerlo, y también podemos ver como la generación actual de ilustradores tanto japoneses como europeos se basan en este estilo de trazo para nuevas creaciones y recrear a personajes de video juegos y comics y campañas en los trenes de Japón.

http://akimonogatari.es/wp-content/uploads/2017/07/seibu-railways-ukiyoe-4.jpg

 “Vivir para el momento, contemplar la luna, las flores de cerezo y las hojas de arce, amar el vino, las mujeres y la poesía, enfrentarse a la pobreza que salta a la vista con una broma llena de buen humor y no dejarse desanimar, dejarse conducir por la corriente de la vida como una calabaza que fluye río abajo: todo esto significa ukiyo.”

Tomado de la novela de Asai Ryoi titulada Historias del mundo flotante (Ukiyo monogatari) publicada en 1661.

Fuentes:

Fahr-Becker Gabriele, 2007. Grabados Japoneses, Munich.  Ed. Taschen
Schlombs Adele, 2007. Hiroshige, Munich. Ed. Taschen
http://www.britishmuseum.org/
http://www.nippon.com/es
http://akimonogatari.es/

Autor entrada: Karumen

Admiradora del arte, la ilustración, la cultura japonesa y la belleza del Kimono. Directora del proyecto “Kimono Club Medellín”, diseñadora de modas y cosplay. Aficionada al Cine tradicional e independiente. Secretaria de RyuHiKai Corporación Cultural, gestora y mediadora cultural Colombia-Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *