Dashi Matsuri en Handa, 2017

Compártelo ahora!

Un festival de la prefectura de Aichi

Autora: Claudia Botero (Japón)

Primavera y otoño en Japón no solo evidencian las maravillas y colores de la naturaleza, sino que son la oportunidad perfecta para asistir a uno o varios Festivales, conocidos como Matsuri. Al igual que las estaciones, año tras año los Matsuri llenan de color y alegría las calles, mientras que une a sus asistentes en un solo sentimiento. Cada festival es especial, pero hay algunos que lo son aún más. Este es el caso del Dashi Matsuri, en Handa, Prefectura de Aichi, el cual se lleva a cabo cada 5 años.

 

Tradicionalmente cada Santuario (Shintoista) honra anualmente su deidad, con la celebración de un Matsuri. Quienes han visitado Japón saben que a lo largo y ancho del país abundan los Santuarios, por lo tanto, los Festivales. Cada santuario cuenta con una Dashi (especie de carroza) cuidadosamente protegida y guardada, para ser utilizada una o dos veces al año, para el Matsuri del Santuario al que pertenece.

Cada Dashi mide 10 metros de alto y está elaborada en madera, tallada fina y delicadamente. Doradas costuras adornan sus costados, dándole un distintivo especial. Las Dashi, a diferencia de las carrozas que se conocen como “omikoshi” (carrozas portátiles utilizadas en otros festivales en Japón) cuentan con ruedas, por lo que son tiradas y empujadas por hombres pertenecientes al lugar donde está ubicado cada Santuario.     

La ciudad de Handa cuenta con 10 distritos, a lo largo de los cuales existen 31 Dashi (carrozas). Sólo una vez cada 5 años, estas carrozas se dan cita para un Festival diferente, único, que une y entretiene… uno muy especial, el Dashi Matsuri.

Mi esposo (japonés) y yo tuvimos la fortuna de estar durante el primer fin de semana de Octubre en el área de Handa y no nos podíamos perder el Festival 2017 (Octubre 7 y 8).

 

Las 31 carrozas recorrieron las calles de la ciudad para que los asistentes pudiéramos admirarlas, entre música y algarabía. Cada Dashi transportaba en su interior, personas que iban tocando flautas y tambores japoneses. Durante la noche, no solo estacionaron las carrozas a lo largo de la ciudad, sino que las adornaron e iluminaron para el deleite de los asistentes.

Pero el Matsuri en Handa es más que una procesión de carrozas. Cantidad de puestos de comida llenaban las calles y para mi sorpresa encontré uno en el que vendían churros y dos, de comida brasilera.

La ciudad dispuso, en su centro administrativo, un puesto para extranjeros, ofreciendo un tour o acompañamiento (de 40 minutos) para las personas que no hablábamos japonés. Fue muy satisfactorio ver como contaban con voluntarios dispuestos a recorrer las calles con los asistentes de otros paises y compartir la información acerca del festival, en inglés, español, portugués y otra variedad de lenguas asiáticas.

Juegos, variedad de entretenimientos y fuegos artificiales fueron también parte del festival. Al asistir a este tipo de eventos no sólo se aprende y se divierte, sino que se convive con la cultura y las tradiciones japonesas, fundiéndose como un miembro más de este maravilloso pais.

Autor entrada: Masaru

Fundador y director de RyûHiKai Corporación Cultural. Gestor y mediador cultural Colombia – Japón; apasionado por la cultura de Japón, sus tradiciones y manifestaciones contemporáneas, coleccionista de figuras de personajes de Anime y Manga, fanático del anime, el manga, el rock y el pop japonés. Autor, editor y administrador de RyuHiKai.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *